El Ayuntamiento premia a los aprobados de la EBAU 2020


El alcalde de la Villa de Moya, Raúl Afonso, reconoció públicamente el esfuerzo realizado durante el curso por la treintena de estudiantes del municipio que superaron la pasada convocatoria de la Evaluación de Bachillerato para Acceso a la Universidad (EBAU), a quienes entregó a modo de premio un cheque por valor de 75 euros. De esta forma, el Consistorio norteño sufraga por sexto año consecutivo y con fondos propios las tasas de este examen, con ánimo de seguir estimulando a los jóvenes para que continúen con su formación, bien universitaria o profesional. Además, el Ayuntamiento moyense mantiene su apuesta firme por la educación, complementando esta iniciativa con otras acciones específicas. Tales como las Becas y Ayudas al Estudio 2020/21, dirigidas a aliviar los costes de material escolar a las familias de la Villa con pocos recursos, las Becas de orfandad que ofrece la Fundación Alejandro Hidalgo o actuaciones en los centros educativos.

 

Afonso deseó a los estudiantes moyenses que “disfruten el máximo posible de esta etapa universitaria que inician, especialmente bonita y muy importante en sus vidas, pese a que este primer curso está condicionado por la situación sanitaria causada por la pandemia de COVID-19”. En este sentido, el máximo edil norteño apeló a los jóvenes a que “sigan mostrándose orgullosos del lugar del que proceden y dejando, como siempre, en buena consideración a la Villa de Moya, compartiendo valores como el compañerismo, la amistad y la bondad”. Pues, subrayó, “son los hombres y mujeres que forjarán el futuro de nuestra sociedad y el mundo en el que queremos vivir”. Raúl Afonso auguró también un gran éxito profesional a la veintena de jóvenes de esta promoción de aprobados de la EBAU y “aunque el premio es modesto, como los recursos de nuestro municipio, es un gesto de reconocimiento necesario y muestra del apoyo de este Ayuntamiento que siempre estará a su lado”, concluyó.

 

Por otro lado, el Ayuntamiento de la Villa de Moya ha tramitado ya cerca de medio centenar de solicitudes para las Becas y Ayudas al Estudio 2020/2021, dirigidas a aliviar los costes de material escolar a las familias de la Villa con pocos recursos; y las Becas y Ayudas de la Fundación Alejandro Hidalgo 2020/2021, para los alumnos en situación de orfandad. En la primera de estas subvenciones, es requisito indispensable que los estudiantes sean menores de 18 años, se encuentren empadronados y convivan en la Villa de Moya y vayan a cursar Educación Infantil, Primaria o Secundaria en cualquier centro público de enseñanza. Mientras que las Becas de la Fundación Alejandro Hidalgo se conceden a los estudiantes del municipio en situación de orfandad empadronados en la Villa de Moya y en función de los ingresos económicos.

 

La concesión de estas subvenciones está sujeta a que sean destinadas íntegramente a sufragar la compra de libros y material escolar; y son asignadas según los baremos establecidos por el personal técnico de la Concejalía de Políticas Sociales del Ayuntamiento de la Villa de Moya, encargado de evaluar cada caso y emitir la resolución de las solicitudes. Si bien tienen preferencia aquellas familias que presenten mayores dificultades económicas en virtud de su renta y de sus cargas familiares. En cuanto a las Becas y Ayudas de la Fundación Alejandro Hidalgo 2020/2021, esta convocatoria fue emitida por el Ayuntamiento de la Villa de Moya en virtud del convenio suscrito con la fundación que gestiona el legado educativo de este maestro y comerciante, nacido en 1851 en el seno de una familia humilde de labradores del sureste de Gran Canaria y afincado en la Villa de Moya, donde fue maestro, alcalde e hijo adoptivo del municipio.

 

Mejoras de accesibilidad en el CEIP La Costa

 

El Ayuntamiento de la Villa de Moya ha invertido 30 mil euros en obras de mejora de la accesibilidad del Centro de Educación Infantil y Primaria La Costa, ubicado en el barrio de El Pagador. Con la construcción de una rampa de acceso para los escolares, ajustada a la normativa vigente, con dos metros de ancho y pendiente del 10% en varios tramos; además del acondicionamiento del entorno del recinto. Esta intervención ha supuesto acciones estructurales, de cimentación, impermeabilización, pavimentación, albañilería, revestimientos y señalización, para garantizar la seguridad de los alumnos de este centro, de edades comprendidas entre los tres y once años.

Galería