Los dulces de la Villa de Moya cierran las primeras rutas de ‘Texturas de la tierra’


Después de la gran acogida que han tenido entre la ciudadanía moyense y la grancanaria las rutas de ‘Quesos’ y ‘Rumiantes’ celebradas en mayo y junio en la Villa de Moya, el programa ‘Texturas de la tierra’ concluye esta primera edición con una ruta gastronómica dedicada a la repostería, en la que los participantes disfrutarán de una tapa en la que uno de los ingredientes principales serán los postres y dulces que se producen en la Villa de Moya, como suspiros, dulce de leche, truchas de batata o bollos de naranja. 

 

La última cita de este programa puesto en marcha por el Ayuntamiento de la Villa de Moya a través de la concejalía de Desarrollo Local, se celebrará desde el próximo jueves 29 de julio hasta el domingo 1 de agosto en diferentes bares, cafeterías y restaurantes del municipio. En concreto, participarán el Restaurante Grill La Marisma, Soledad Big Waves, Restaurante La Costa y La Huerta de May, además de Treinta y Una Delicias, La Droguería, Restaurante Sibora y La Colonial de Fontanales.

 

Cada establecimiento participante en esta ‘Ruta Dulce’ ofrecerá una tapa cuya receta tenga la repostería producida en la Villa de Moya como elemento principal. Como en las anteriores rutas de ‘Texturas de la tierra’, el precio del plato será de tres euros e incluirá una bebida que podrá ser agua, refresco, zumo, vino o cerveza. Un ‘brownie de suspiros y dulce de leche’, un ‘donut de morcilla y queso de cabra con frosting de suspiros’ y un ‘perrito de cochino negro y truchas de Moya’ destacan entre las recetas que ofrecerán los ocho establecimientos participantes.

 

Las reservas pueden realizarse a través de la web del Ayuntamiento de la Villa de Moya o escaneando el código QR habilitado en los carteles del evento, que redirigirá a la web https://tureservaonline.es/organizers/ruta-gastonomica-texturas-de-la-tierra , donde los interesados podrán reservar su mesa para disfrutar de estas tapas y encontrarán información relativa al horario de cada establecimiento.

 

‘Texturas de la tierra’ es un programa financiado por el Cabildo de Gran Canaria y enmarcado en el proyecto “La Cumbre Vive”, cuyo objetivo es contribuir a paliar los daños provocados por el incendio de 2019 en los municipios de la cumbre de la isla y dinamizar las zonas que se vieron afectadas.